¿Eres consciente de tu comportamiento en las redes sociales?

por | Abr 21, 2022 | Competencia Digital Docente

¿Qué está ocurriendo en nuestra sociedad cuando hablamos de redes sociales y  de las plataformas que atraen nuestro tiempo de ocio? Probablemente si intentamos responder a esta pregunta pensaremos que no hay nada preocupante y que todo sigue el desarrollo natural de una transformación digital que nos está abordando cada vez más.

Aunque la respuesta y el pensamiento sea que no ocurre nada, realmente lo que falla es la percepción por todo lo que ocurre, por ejemplo, en las plataformas de entretenimiento online. ¿Te has dado cuenta de que no existe una lucha o una competitividad real entre ellas?

El objetivo de ellas es otro. ¿Cuál? Lo cuenta Reed Hastings, actual CEO de Netflix:  «cuando ves una serie de Netflix y te enganchas, te quedas hasta tarde viéndola. Realmente, y al final, estamos compitiendo con el sueño.»

Seguro que en alguna ocasión has estado hasta altas horas de la madrugada para terminar de ver una serie o un capítulo con todas las implicaciones que ello conlleva en el hábito más saludable del ser humano: su propio descanso. 

Con esta situación, se hace fundamental el estar educados para este nuevo escenario que no solo afecta a los adultos sino que entran en juego las generaciones más jóvenes e incluso nuestras hijas y nuestros hijos. Desde edades muy tempranas, se convierten en grandes consumidores de estos contenidos. 

¿Eres consciente de tu comportamiento en las redes sociales?

Aunque la perspectiva pueda sonar alarmante y se quiera huir, no hace falta. El detalle está en entender esta situación, adaptarnos y reeducarnos en un escenario digital que puede ser positivo. 

Por otro lado, junto a los cambios en los hábitos de consumo que se han ido dando con la aparición de las plataformas de contenidos audiovisuales, el uso de las redes sociales también se ha aumentado surgiendo preocupaciones éticas y de privacidad en cuanto a la gestión de nuestros datos y cómo las redes sociales entrenan algoritmos para organizar el contenido que se nos muestra.  

Uso de los datos de las redes sociales

En las y los adolescentes el problema no solo radica en el uso de las redes sociales, sino en la unión tan estrecha y el sentimiento de pertenencia que existe con sus dispositivos personales. Ya no solo somos usuarios, sino que también somos productos a los que se les analiza su comportamiento y en función del mismo los contenidos se ajustan constantemente para ofrecer la información deseada. 

La recopilación de datos está basada en las comunicaciones, los intereses, los movimientos, el contacto con los demás, las reacciones emocionales ante las circunstancias, las expresiones faciales, las compras, los signos vitales de cada persona… Una variedad de datos ilimitada y en constante crecimiento. 

Todos estos datos están gestionados por algoritmos que correlacionan nuestros datos con los de otros usuarios. ¿Qué son las correlaciones? Son teorías sobre la naturaleza de las personas que se miden y clasifican constantemente por su capacidad predictiva y bien manejadas, se mejoran a través de la retroalimentación adaptativa.  

¿Hacemos una prueba? Busca cualquier cosa en Google y pídele a alguien que realice la misma búsqueda. Los resultados se personalizarán en función de los patrones y las búsquedas realizadas anteriormente con el objetivo de atraer a los usuarios y provocar cierta adicción a, por ejemplo, una aplicación. La meta es hacer que interactuemos y pasemos más tiempo, generando una mayor cantidad de datos y facilitando el crecimiento exponencial de la optimización de los algoritmos. 

Por ejemplo, si estamos leyendo en nuestro dispositivo, el comportamiento de la lectura se correlacionará con los de otras personas. Si otra persona tiene un patrón de lectura similar al nuestro y realizó una compra, a nosotros se nos impactará con esa misma publicidad ya que estadísticamente es muy probable que se acabe ejecutando dicha acción. 

Un hecho evidente y lógico es que durante la pandemia el uso de los contenidos y redes sociales aumentó por parte de los adolescentes. La socialización es un elemento crucial en el desarrollo de las personas y las redes sociales facilitan la conexión con amistades, familiares y compañeras y compañeros con ideas afines. 

Con la imposibilidad de verse en persona durante los meses de confinamiento, las redes sociales se convirtieron en un salvavidas para que muchas y muchos adolescentes buscaran y encontraran amistades y apoyos. 

La conexión social directa es una de las principales características de las redes sociales. Enviar un mensaje, mantener el contacto, compartir algo divertido o inspirador, es realmente beneficioso. 

Dependiendo del impacto que genere en cada persona, las redes sociales pueden ser relativamente neutrales y beneficiosas o, por el contrario, ampliar los efectos negativos de ellas. Aquí entran en juego los algoritmos de inteligencia artificial donde pueden manipular con mayor facilidad la conducta. Un ejemplo claro de este tipo de manipulación son las jaulas de oro a través de las cuales se van cerrando los círculos de visualización e interacción sobre temas muy concretos, perdiendo la visualización de otros contenidos y la percepción más amplia de lo que se está consumiendo. Un ejemplo muy claro de este tipo de acción es TikTok o Instagram. 

Hacia la alfabetización digital en los centros educativos

Por todo esto, es vital la actuación de los centros educativos en este nuevo escenario. Se hace necesario educación sobre alfabetización digital para que el alumnado entienda el ecosistema de la información de una manera que genera resiliencia y les permite analizar y evaluar todo el contenido de los medios (imágenes, noticias…) de manera crítica. 

Saber cómo viaja la información, la forma en la que funcionan los algoritmos, las estructuras de poder de las empresas tecnológicas, las técnicas de persuasión de la publicidad, la cultura de los influencers o la de la cancelación, les brinda suficiente herramientas para enfrentarse a esta nueva situación. 

La educación digital se hace más que necesaria en un mundo en el que los valores, los sistemas políticos, las interacciones sociales están cambiando rápidamente con la llegada de la inteligencia artificial, los algoritmos, el metaverso, la realidad virtual, las redes 5G y el crecimiento exponencial de la computación.

Jorge Calvo Martín

Profesor – director Tecnología Innovación en Colegio Europeo de Madrid

Ingeniero informático – Posgrado Tecnología de la información

Datascience en educación

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de interés

¡Síguenos en nuestras redes!

Cursos destacados