Colegios y universidades están adoptando nuevas prácticas que les acercan al horizonte de la educación y de la escuela de 2030, a la transformación digital y a la reinterpretación del proceso de enseñanza-aprendizaje que durante tantos años ha permanecido inmóvil.

Antes de que comenzaran a proponerse confinamientos en cada uno de los países, los gobiernos de zonas como LATAM, por ejemplo, iban avanzando lentamente hacia un modelo que apoyaba la educación virtual o, al menos, híbrida.

¿Cómo sera la escuela de 2030?

Pero es ahora cuando todos los países se han dado cuenta de que van tarde. Están surgiendo políticas como la de tener WI-FI gratis para alumnos y docentes en Perú a través del MINEDU. En España se extiende cada vez más el formato 1to1 en dispositivos de aprendizaje para que todos puedan trabajar desde casa. Además, multinacionales como Google o Microsoft están intensificando su presencia en el mercado educativo a través de accesos a herramientas y capacitaciones totalmente gratuitas en muchos casos.

¿En qué momento nos encontramos?

En una carrera a contrarreloj. O eso es, al menos, es lo que deben estar sintiendo los responsables y claustros de los centros educativos. Todos están adaptándose aún a esta nueva normalidad y, al mismo tiempo, capacitándose para seguir dando lo mejor de sí mismos.

Dependiendo del entorno digital en el que está trabajando cada institución, la formación estrella está siendo el Level 1 y Level 2 de Google for Education y el MIE Expert que se consigue a través de los cursos en herramientas de Office 365. No obstante, e intentando prevenir futuros cambios, hay una cantidad creciente de colegios y universidades que no están queriendo centrarse en un entorno digital concreto, sino que están formando a su profesorado en Competencia Digital Docente en general, de manera que el aprendizaje pueda aplicarse en cualquiera de los entornos disponibles. 

¿Cómo (creemos que) será la educación y la escuela de 2030?

No somos adivinos, todo sea dicho, pero tenemos la suerte de estar compartiendo experiencias con educadores de varios países de forma diaria a través de aonia educación, soporte que sostiene AoniaLearning. Como docentes, esto nos está enriqueciendo y aportando nuevas ideas y puntos de vista que se están trasladando a los proyectos que estamos realizando. Según lo que estamos viviendo estos días, creemos que algunas de las claves de la educación desde hoy hasta el 2030 van a estar centradas en el desarrollo de los siguientes aspectos:

Transformación radical del rol docente. En cuestión de pocos años, la capacidad de impartir sesiones online será un requisito indispensable tanto en centros públicos como privados, aunque esta no sea la modalidad que se lleve a cabo todo o la mayoría del tiempo.

Grandes cambios en el enfoque/objetivos de las sesiones formativas debido a la aparición de unas necesidades “nuevas” e inminentes. El mundo laboral está fraguando nuevos retos y el alumnado debe prepararse para afrontarlos. El término STEAM se abrirá paso con fuerza en los próximos años.

Incremento del foco sobre las “Soft skills”. A medida que hacemos un mayor uso de la tecnología, debemos ser conscientes de que la capacidad para interactuar de forma efectiva con las personas (también online) marcará la diferencia. “Ayer” vivíamos en un mundo en el que las habilidades interpersonales se superponían a todo lo que tuviera que ver con lo tecnológico. “Hoy” estamos experimentando unos cambios que nos están llevando a lo contrario. Al igual que está ocurriendo ahora con las habilidades STEAM, las “Soft skills” serán altamente demandadas cuando, si todo continua como parece que hará, las hayamos dejado demasiado relegadas. Sería muy inteligente alcanzar un término medio.

Los coordinadores TIC o de área verán crecer sus funciones. Sabemos que la información es poder. Y sabemos que los datos que nos aportan los LMS son cada vez más específicos. Con la implantación de las plataformas de aprendizaje estamos accediendo a un aprendizaje que, si se refuerza a través de profesionales que trabajan adecuadamente la parte de Learning Analytics del alumnado, van a mejorar la calidad del sistema de enseñanza-aprendizaje muy considerablemente. Es por ello que las instituciones están ya potenciando los recursos humanos y materiales de los departamentos que se encargan de “traducir” toda esa valiosa nueva fuente de información a la que antes no teníamos acceso.

¿Cuál es tu apuesta? ¿Tendrá la escuela de 2030 algo que ver con lo que acabas de leer? Seguro que los dos próximos años serán determinantes en la respuesta.

Mientras tanto, fórmate en competencia digital docente con AoniaLearning.

Suscríbete ahora a todo el catálogo de cursos

Suscríbete con un tutor que te guíe