Probablemente sea una de los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS por sus siglas en inglés) más reconocidos y utilizados en todo el mundo. Efectivamente, estamos hablando de Moodle

Lleva desde 2002 entre nosotros y su nombre procede del acrónimo formado por Module Object-Oriented Dynamic Learning Environment (entorno modular de aprendizaje dinámico orientado a objetos). Su punto fuerte y diferenciador respecto a otras propuestas de LMS viene porque Moodle es software libre. ¿Qué quiere decir esto? Que se distribuye bajo la licencia GPL permitiendo que cualquier persona o institución pueda hacer uso de él y adaptarlo a sus necesidades (mediante la instalación de módulos externos llamados plugins) sin tener que invertir dinero en la herramienta (sí en el alojamiento y en los costes asociados).

Moodle se trata de una herramienta que ha copado una gran parte de mercado de formación online durante muchos años ya que siempre se ha mostrado como una herramienta muy estable y confiable que permite adaptarse a instituciones tanto grandes como pequeñas y con un volumen de usuarios prácticamente ilimitado. 

Trucos para empezar a trabajar con Moodle

Además, cuenta con una base de conocimiento disponible en español que podrás consultar en todo momento. 

Uno de los aspectos más importantes de cualquier LMS es la posibilidad de definir diferentes roles y Moodle también ofrece la posibilidad de elegir perfiles de profesor, alumno y administrador. Cada uno con diferentes características y diferentes permisos lo que permite tener una visión y una experiencia diferenciada en función del rol elegido. 

Desde el punto de vista del administrador se pueden hacer cosas como las siguientes:

  • Gestionar usuarios, accesos y roles
  • Diseñar la estructura pedagógica y las acciones formativas
  • Gestionar recursos didácticos y actividades de formación
  • Realizar el seguimiento del progreso y del proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos
  • Evaluar a los alumnos y generar informes
  • Establecer vías de comunicación entre el profesor y ela lumno a través de la mensajería interna, chat, foros…
  • Crear espacios de trabajo colaborativo

Lo recomendable a la hora de dar los primeros pasos con Moodle es contar con alguien especialista para que te pueda ayudar en la instalación y en el soporte técnico. 

Tras tener tu propio Moodle creado, es hora de comenzar a familiarizarse con la interfaz (bastante sencilla e intuitiva a través de bloque que puedes arrastrar y soltar) y a integrar el contenido que desees. Eso sí, recuerda siempre clicar en el botón Activar edición para poder hacer todas estas modificaciones.

A la hora de agregar contenido al curso, solo tendremos que darle al botón editar de cada uno de los temas y comenzar a agregar contenido donde se encuentran los chats, los cuestionarios, las encuestas, foros, lecciones, SCORM. También se pueden agregar recursos como archivos, carpetas, etiquetas, libros, páginas o si queremos enlazar alguna url interesante. 

Siguiendo estos pasos y añadiendo los recursos, actividades y contenidos que queramos podemos conformar nuestro primer cursos en Moodle de manera rápida y sencilla. 

Recuerda también dar una vuelta por el espacio de plugins con los que podrás personalizar y adaptar la apariencia de tu LMS así como la experiencia de enseñanza-aprendizaje.


Aprovecha nuestra oferta para ser un docente digitalmente competente, con acceso a todo el catálogo de cursos:

Suscríbete ahora por solo 15€

Suscríbete al plan tutorizado 40€

También puedes seguirnos en Twitter, Facebook e Instagram. ¡Nos vemos en la red!